Hojaldre con crema de queso y chocolate caliente o salsa de fresas

Receta publicada por el

Para empezar a publicar recetas en este blog he decidido comenzar por el final, es decir por el final que acompaña a una buena comida y para el que siempre debemos dejar un hueco libre. Me refiero al postre, ese broche que gusta a casi todo el mundo y que alegra tanto la vista como el paladar.

Este es un postre muy muy fácil que nos puede resolver en caso de apuro o simplemente porque queramos un postre sin complicaciones pero que resulte vistoso y sobre todo, rico. Muy útil en una comida de varias personas porque los hojaldres se hacen con tiempo y pueden esperar a ser preparados antes de empezar a comer dejando tan solo para el último momento el adorno del chocolate caliente o la salsa fría de fresas que también pueden estar elaborados con antelación.

Está inspirada en un postre que he probado en algún restaurante y que yo he adaptado para que sea fácil la elaboración en casa.

Ahí va la receta:

Ingredientes:

  • Para los hojaldres: una plancha de masa de hojaldre (preferiblemente fresca).
  • Para la crema de queso: un envase de queso para untar, un “tetrabrick” de nata para montar (35% de materia grasa) azúcar a gusto (unos 80-100g.).
  • Para la salsa de chocolate: chocolate especial para fundir ( unos 100 g.), 50 g. de mantequilla.
  • Para la salsa de fresas: 4-5 fresas, una cucharada de azúcar, un vaso -de los de vino- de agua.

Preparación:

Pondremos el horno para que se precaliente a unos 180º.

Se estira la plancha de hojaldre sobre una mesa de trabajo ayudándonos del rodillo. Una vez estirada, con un cortapastas de la forma que se desee se cortan las porciones  y se van pasando a la bandeja forrada con papel de horno. Se pintan con huevo batido y se hornean unos 8-9 minutos a 180º, hasta que veamos que están doraditos.

Mientras podemos preparar la crema de queso batiendo los ingredientes y observando que quede una crema espesa ( la nata la incorporamos montada previamente). Probamos para confirmar que el azúcar es suficiente o nos gustaría que tuviera más cantidad.

En un bol de cristal ponemos el chocolate y la mantequilla y lo ponemos al baño María para que se derrita y se fundan conjuntamente los dos ingredientes. Retirar el bol del agua caliente cuando esté hecha la mezcla.

Poner a cocer las fresas en trozos junto con el azúcar y el agua; se hará una especie de almíbar. Añadir una porción  (cuchara de postre) del queso que hemos preparado anteriormente y remover hasta que se mezcle bien y nos quede una salsa de color rosa. Retirar y reservar en la nevera.

Para el montaje del plato dispondremos en un plato el hojaldre, lo rompemos en su parte central para colocar ahí la porción de crema de queso deseada y justo antes de servir adornamos con una de las salsas o con las dos, teniendo en cuenta que el chocolate esté caliente y la salsa de fresas esté fría.

Más cosas.

Para adornar con el chocolate he usado el biberón de plástico, muy útil en estos casos.

Si no queremos que los hojaldres suban mucho colocaremos unas legumbres que hagan peso durante su cocción en el horno; yo no las puse porque me gusta que los hojaldres crezcan para romperlos, formar un hueco y echar ahí la crema de queso.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?