Apfelstrudel (hojaldre de manzana, pasas y nueces)

Receta publicada por el

Tocaba dulce. El Apfelstrudel  es un postre originario de la región de Baviera aunque parece que se consume en toda Alemania.

Siempre me ha parecido muy buena la mezcla de la manzana con los frutos secos y esta tarta combina a la perfección estos ingredientes. He encontrado variaciones con avellanas o piñones pero ésta es la que preferimos en casa.

La receta que presento no se elabora con hojaldre sino con pasta filo pues ya tenía muchas ganas de trabajar con ella en la realización de algún plato dulce. Es una variedad que no desmerece en absoluto al hojaldre y que envuelve perfectamente la mezcla de manzana con las nueces y las pasas.

Me he basado en la receta de un libro sobre la gastronomía en Alemania y visitando algún que otro blog de cocina he encontrado más formas de hacerla.

Si me permitís, se la dedico a mi hijo Alfonso que vive en Alemania y, seguramente, echa de menos las comidas de su madre. Ahí va la receta.

Guten Appetit!

INGREDIENTES

  • Un paquete de pasta filo o pasta brik
  • 2-3 manzanas reinetas
  • 20 gr.azúcar moreno
  • 20 gr.azúcar blanco
  • 6-7 nueces
  • Un puñado de pasas
  • 1/2 vaso de brandy
  • 1/2 vaso de agua
  • Mantequilla para dorar la manzana
  • Mantequilla derretida para untar las hojas de pasta filo.
  • Azúcar glas.

PREPARACIÓN

Antes de empezar, colocaremos las pasas en un bol con el agua y el brandy para que se vayan hidratando. No hace falta que estén varias horas, con un rato antes será suficiente (para los que necesiten saber tiempo, una media hora). También es el momento de sacar de la nevera la pasta filo.

Se pelan las manzanas y se cortan en rodajas. En una sartén amplia se echa una cucharada sopera de mantequilla y se pone al fuego; cuando esté derretida se echan las manzanas junto con el azúcar y se remueven con una cuchara de palo para que se impregnen bien de la mantequilla y se doren. Pasados unos 10 minutos a fuego bajo, cuando se hayan ablandado se añaden las pasas escurridas. Si gusta el sabor del brandy se puede añadir más o menos la mitad de lo que haya en el vaso, para que no quede demasiado caldosa la mezcla. Es ahora cuando añadimos las nueces peladas y troceadas. Separamos del fuego y reservamos.

Dejamos que se enfríe la mezcla anterior y mientras preparamos las hojas de pasta. Se van separando las hojas; yo he colocado la primera sobre una lámina de papel de horno, entonces con un pincel de silicona he pintado con la mantequilla la superficie de la hoja de pasta; a continuación otra hoja nueva también embadurnada con mantequilla y así sucesivamente hasta 4 o 5. Sobre la última se echa la mezcla reservada en la sartén y entonces hacemos un rollo (igual que en el brazo de gitano) untando de mantequilla la parte que esté seca. Para terminar el rollo doblamos los extremos. Pintamos la superficie y metemos al horno, sobre la lámina de papel y en bandeja, a 180º durante 25 minutos o hasta que  lo veamos doradito.

Espolvorear con azúcar glas. En el libro consultado dice que es frecuente servirlo acompañado de helado de vainilla. Yo lo sirvo tal cual, templado a ser posible.

 

Más cosas.

Del paquete de pasta filo usaremos 4-5 hojas; el resto se conserva en frío bien envueltas pero se deben usar en 2-3 días. Suele encontrarse en el súper, en la zona refrigerada, con la pasta fresca.

El azúcar puede ser blanco, integral o como yo he hecho, una mezcla de los dos.

La mantequilla para untar no se necesita sacarla antes del frigo; se calienta en el microondas y se derrite fácilmente.


Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?