Entrante de patata con pulpo y mejillones

Receta publicada por el

Ya que es hoy el primer día del año, lo primero que deseo es felicitar a todos los que os acercáis por el blog, me ayudáis a que crezca y me animáis a seguir haciendo recetas que os puedan gustar. Espero que 2013 venga cargado de todo lo bueno que cada uno desee.

Hemos dado un nuevo aire al blog, un lavado de cara que haga que sea más atractivo y mejor; un cambio que facilite las búsquedas, los enlaces con otros blogs y la visión de las recetas. Tan solo han pasado 11 meses desde la primera receta pero lo que empezó como un entretenimiento para poner en práctica mi afición a la cocina , se ha convertido en una tarea voluntaria y agradable que procuro hacer  con cuidado y dedicación sabiendo que hay ya mucha gente que me sigue con la misma atención que yo pongo en elaborar los platos.

Y para empezar el año, la receta de un entrante que hemos hecho en la cena de Nochevieja y que repetimos en la comida de año Nuevo.

Una tarde, viendo la televisión, pasaban el programa que hace José Andrés, el cocinero asturiano afincado en EEUU, que pasea nuestra gastronomía por la geografía americana dando a conocer nuestros productos y nuestras formas de cocinar. El preparaba unos mejillones con patatas, y en esa receta baso ésta que presento hoy.  Se podría decir que es una forma innovadora de preparar los mejillones a la gallega o “á feira”, con su aceite y pimentón, a lo que yo he añadido unos trozos de pulpo, como es tradicional.

Y sin más dilación, ahí va la receta.

INGREDIENTES

  • 1 kilo de mejillones
  • 2 patas de pulpo ya cocidas
  • 3-4 patatas medianas
  • Aceite de oliva
  • Vino blanco
  • 2 hojas de laurel
  • Pimentón

PREPARACIÓN

Una vez bien  limpios los mejillones, se ponen en una cazuela junto con dos hojas de laurel, unas tres cucharadas de aceite de oliva y un chorrito de vino blanco. Se tapa la cazuela y se dejan  para que se abran con el calor de la olla; ya abiertos los mejillones, se sacan a una fuente y se reservan. El líquido que han soltado se deja reducir junto con el vino y el aceite y cuando quede una salsa de un color amarillento (habrá evaporado casi todo el agua) se aparta del fuego y se reserva también.

Aparte habremos puesto a cocer el agua con sal y las patatas con piel; una vez cocidas se sacan, se pelan y se cortan en dados, rectángulos o la forma que se desee , suficiente para acoger un mejillón o un trozo de pulpo.

En una fuente o plato grande se van colocando trozos de patata sobre los que se coloca un mejillón o un trozo de pulpo. Con la ayuda de un colador espolvoreamos un poco de pimentón y salseamos con la salsa reservada, obtenida a partir del caldo de cocción reducido.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?