Pimientos rellenos de arroz y carne

Receta publicada por el

Los pimientos son hortalizas que combinan muy bien con otros ingredientes y en sí mismos pueden constituir un primer plato si se acompañan de carne, como es el caso, de pescado o, incluso, de otras verduras. Estamos acostumbrados a utilizar los pimientos para hacer un sofrito, para tomarlos asados, al horno o en ensalada, como confitura o fritos. A esto ayuda la gran variedad de ellos que hay en el mercado y, en concreto, en la huerta española.

Para esta receta he escogido en mi frutería habitual, unos pimientos de tres colores: amarillos, verdes y rojos. El relleno es una mezcla de arroz y carne que hace de este plato un rico y completo primero, lleno de sabor y color. Lo acompañamos en la comida de un buen vino tinto, pan y una ensalada de tomates de nuestra cosecha (unas hermosas plantas que nos crecen en macetas!!!!)

Y para que se pueda comprobar lo que cuento, ahí va la receta.

INGREDIENTES

  • 4 pimientos
  • 500 g. de carne picada de choto o mezcla de choto y cerdo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • Un básico caldo de carne, casero
  • Un vaso pequeño de vino blanco
  • Sal y pimienta
Para el caldo de carne:
  • 1 l. de agua
  • carne de morcillo
  • un contramuslo de pollo
  • un puerro
  • una zanahoria
  • una patata
  • sal

PREPARACIÓN

Elegir cuatro pimientos de un tamaño medio y de forma más o menos regular para que se rellenen bien y queden con un buen aspecto. Lavarlos y cortar “los sombreros”, dejándolos reservados para taparlos una vez rellenos.

Precalentar el horno.

Preparar una arroz blanco, unos 100 ó 125 g. como se hace habitualmente,  dejando el grano un poquito duro porque se termina de hacer en el horno. Para ello, se pondrá agua justo hasta cubrir el arroz. Reservar.

En un bol, mientras se hace el arroz, poner la carne picada y mezclar bien con la cebolla bien picadita, la sal y el perejil y una vuelta de pimienta.

Mezclar la carne con el arroz y con esta mezcla rellenar los pimientos; colocarlos en una fuente de barro (u otra apta para horno), poner “el sombrero” a cada uno y cubrirlos con parte del caldo de carne y el vasito de vino blanco. Meter al horno durante una hora, a temperatura alta, 180º-200º, y se harán despacio conservando su humedad y aportando su sabor a la carne.

Mas cosas.

A veces hago un poco  más de arroz y si me ha sobrado algo de carne, lo mezclo y lo echo alrededor de los pimientos y queda cubierto con el caldo. El grano se engrosa bastante, con tanto caldo que lo cubre, y está… buenísimo!

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?