Coulant de chocolate

Receta publicada por el

Sin duda, éste es uno de mis postres favoritos; porque me encanta el chocolate y porque me gusta encontrarme chocolate líquido y caliente al abrir un bizcocho tan suave y tan esponjoso como éste. Sencillamente, me encanta.

Me pareció una receta estupenda para estrenar un molde que me han regalado hace unos días; me lo trajeron de N.Y. los recién casados de su viaje de novios, y como adoro el chocolate, la mejor forma de probarlo podía ser con unos pastelitos fondant que dejan sin aliento a los chocolateros auténticos. Este molde lo compraron en una tienda preciosa (no la conozco, pero en mi próximo viaje a NY, cae seguro), situada en el So Ho , se llama “Sur la table ” y, de momento, me conformo con lo que me han regalado y con visitar su web. Tienen cosas preciosas para cocinar, todo tipo de moldes, cazuelas, utensilios, delantales… en fin, un capricho para los que nos gusta el mundillo éste de la cocina.

El coulant, o fondant o bomba de chocolate consiste en un bizcocho muy suave, hecho con una masa ligera y cocinado el tiempo justo para que se haga por fuera y el corazón quede derretido y al abrirlo asome el fluido chocolate. No me han salido siempre a la primera; he hecho varias veces este postre y en alguna ocasión lo he convertido en unas deliciosas magdalenas completamente cuajadas, eso sí, suaves, ligeras y con un excelente sabor. Pero no hay que desesperar, solamente hay que cumplir con el requisito del tiempo en el horno: 7 minutos de cocción, ni uno más ni uno menos, para estas cantidades, claro.

El inconveniente que se puede plantear es que estemos celebrando una comida en casa y seamos varios comensales, entonces  hay que dejarlo todo preparado, el molde relleno con la masa y cuando acabamos el segundo plato, tener el horno precalentado y meter la bandeja para que se hagan mientras preparamos la mesa para el postre.  Ojo al sacarlos del horno para emplatar. No es la primera vez que me quemo al manipularlos, mucho cuidado!

Garantizo el éxito con esta receta, con estas cantidades y respetando el tiempo recomendado. Los moldes también pueden ser individuales y aseguraos de que estén bien engrasados para que al dar la vuelta en el plato no se peguen. Ánimo!

Aquí está la receta.

INGREDIENTES

  • 125 g. de chocolate negro para fundir
  • 125 g. de mantequilla
  • 4 huevos
  • 75 g. da azúcar
  • 50 g. de harina de repostería
  • Una cucharadita de levadura mezclada con la harina
  • Una cucharadita de cacao en polvo, cacao puro (no Cola Cao o similar)

PREPARACION

En un bol derretir la mantequillla y el chocolate; yo uso el método tradicional del baño maría, controlo mejor cómo se va fundiendo para que no se queme. Pero vale el microondas o ponerlo en un cazo al fuego; en este caso vigilancia del tiempo y del calor. Reservar. En otro bol batir enérgicamente los huevos con el azúcar, con varillas o a mano, hasta que quede una mezcla espumosa, que haya doblado el volumen. Con varillas eléctricas, unos 5 minutos batiendo. Reservar.

Se precalienta el horno a 180º.

Se engrasan los moldes individuales o el molde que tengamos, con mantequilla y se espolvorean con harina.

Cuando la mezcla de chocolate se haya templado, se añaden los huevos batidos con el azúcar y se remueve todo bien; ahora es el momento de añadir la harina con la levadura y el cacao. Se mezcla todo bien, con movimientos envolventes para respetar el aire que se formó al batir los huevos.

Echar la mezcla en el molde o moldes y meter al horno precalentado a 180º durante 7 minutos hasta que suban.

Sacar del horno pasado el tiempo y, con mucho cuidado, y ayudados por algún instrumento que no raye el molde, sacar al plato de postre que habremos adornado con cacao, nata, alguna fruta o con lo que se desee.

Servir templado (justo el tiempo que se tarda en sacarlo, emplatarlo y servir).

Más cosas.

Reiterar la importancia del tiempo para que el bizcocho no se quede del todo cuajado.

Los moldes valen los de magdalenas, flaneras… Sobre todo bien engrasados; si se pegan, se destroza el bizcocho y, por tanto, la presentación.

Hay un truco para que queden bien seguro que es el de meter un bombón en el interior y así al sacarlos, aunque sean más minutos, sale el bombón derretido. Es buena idea pero es más “profesional” saber controlar el calor y los tiempos.

Fuente de la receta: Para los amantes del chocolate, Edit. Blume. Autores: Hermanos Tanner.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?