Menú de navidad 2013. Lubina al horno con majado de ajo y perejil y acompañada de salsa holandesa

Receta publicada por el

Este año he decidido poner un pescado en el menú de Navidad y dar gusto a todos los que, como yo, adoramos el pescado en la mesa. Pero no es nada fácil dejarlo en su punto de horno sin tener una buena materia prima o sin respetar el tiempo de horno;  así que para estas fiestas, y gracias a esas pescaderías que nos ofrecen una variedad que alegra los mostradores, he comprado una buena lubina para hacer este plato que espero tenga éxito y guste mucho.

Se puede comprar con antelación, ahora que los precios todavía no están por las nubes, congelar y utilizar más adelante. La receta es fácil, sencilla, lleva poco tiempo prepararla pero, eso sí, recomiendo hacer y comer, para que el pescado tenga un buen punto de jugosidad y se aprecie todo su sabor.

Y aquí va la segunda receta de este Menú de Navidad 2013.

INGREDIENTES

(para cuatro personas)

  • Una lubina hermosa
  • Dos dientes de ajo (o uno, si son grandes)
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Dos rebanadas de pan frito
Para la salsa:
  • 3 yemas
  • Zumo de medio limón
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 120 g. de mantequilla derretida

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 170º

Pedir al pescadero que separe los dos lomos de la lubina; una vez en casa, limpiar un poco más con la hoja de un cuchillo, quitando alguna telilla que queda o alguna parte más fea. Yo corto la parte más cercana a la cabeza (que habrán desechado en la pescadería) para que quede un corte recto.

Limpios ya los dos lomos colocarlos sobre una tabla de madera con la piel pegada a la tabla. En un mortero poner los ajos, el perejil, la sal y las dos rebanadas de pan que habremos frito en una sartén con un poco de aceite de oliva. Machacar todo bien y cuando esté el majado listo, cubrir los lomos con él para que en el horno se forme una costra. La parte de la piel hacia abajo, cubrimos la parte de carne blanca.

Meter al horno precalentado a 170º durante 10 minutos. Pasado el tiempo, sacar del horno para que no se seque.

Para hacer la salsa se ponen en el vaso de la batidora las tres yemas, la sal, el zumo y la pimienta e ir añadiendo poco a poco la mantequilla derretida caliente.

Emplatar una porción de lubina con costra con un poco de salsa holandesa caliente y adornada por una hoja de perejil fresco o tallos de cebollino.

Más cosas

He elegido la salsa holandesa porque al llevar el pescado un majado de ajo y perejil,  me parece que éste aporta suficiente fuerza como para añadir otra salsa con ingredientes más fuertes o que disfracen el sabor del ingrediente principal que es la lubina. Esta es una opinión personal y hay varias salsas para acompañar pescados que pueden resultar excelentes también (mayonesa simple…)

Se puede utilizar cualquier otro pescado blanco, teniendo en cuenta las características propias para adaptar el tiempo de horno y la temperatura. Recomiendo dorada, rodaballo, merluza o pescadilla y bacalao.

El tamaño hermoso de la lubina nos dará una pista acerca de las raciones que deseamos conseguir; de cada lomo se sacan dos porciones, por lo que contaremos con cuatro de tamaño medio, una por comensal.

Fuente: la receta está inspirada en otra de la escuela de cocina de TELVA.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?