Tarta de arándanos

Receta publicada por el

El día que hice la sopa de piña para concluir la propuesta de menú navideño para este año, utilicé grosellas y arándanos para hacer el culis; evidentemente sobraron y pensé en la mejor manera de aprovecharlos.

Algunos se han ido en el yogur, otros en una macedonia… y los que quedaron (me regalaron bastantes), sabía yo de antemano que iban a formar parte de esta exquisita tarta. He utilizado exclusivamente los arándanos, que son los protagonistas absolutos de esta delicia que enseguida os cuento cómo se hace.

Es una tarta muy apetecible para media tarde, con un café o un té y recomiendo tomarla templada; a los que no son muy golosos les gustará porque la acidez de la fruta resta dulzor y aporta una gran frescura y jugosidad. Y a los que les gusta el dulce, también, eso seguro.

Y ahí va la receta.

INGREDIENTES

  • Una plancha de hojaldre
  • 2 tarrinas de arándanos (unos 300g.)
  • 100 g. de mantequilla en pomada
  • 100 g. de azúcar
  • 2 huevos
  • Una cucharada sopera de maizena o harina de repostería
  • Miga de pan blanco (de molde o de pan normal)
  • 100 g. de almendras en polvo
  • Almendras fileteadas para adornar

Para la cobertura:

  • 100 g. de arándanos (reservados de los anteriores)
  • 100 ml. de agua
  • 50 g. de azúcar

O bien:

  • Mermelada de arándanos

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 200º.

Estirar la plancha de hojaldre y colocarla sobre el molde untado con mantequilla, en este caso, un molde redondo de 26 cm. Pinchar la masa para evitar que suba y meterla al horno durante unos 10 minutos. Pasado este tiempo, sacar y reservar.

Mientras se enfría la masa, en un bol se mezcla la mantequilla blanda con el azúcar y después se añaden los huevos, las almendras molidas (en polvo) y la harina. Reservar esta mezcla.

Sobre la masa de hojaldre templada ya, se esparce la miga del pan, en trocitos, cubriendo toda la superficie y, sobre ésta,se echan la mitad de los arándanos (100g.) y encima se añade la mezcla anterior. Con esto conseguimos que la miga absorba la humedad que sueltan los arándanos y el hojaldre así no se reblandece en el horno.

Meter al horno durante 30 minutos a 200º.

En un cazo se ponen los arándanos (100g.) para hacer la cobertura, el agua y el azúcar. Se pone a cocer y se tiene al fuego hasta que quede una consistencia melosa, sin llegar a ser una mermelada.

Sacar la tarta del horno; dejar templar y esparcir sobre ella la cobertura y el resto de arándanos (100g.). Esparcir unas almendras fileteadas como adorno sobre los arándanos.

Más cosas.

Si en vez de hacer la cobertura, se desea utilizar mermelada ya elaborada, aconsejo aligerarla un poco  poniendo en el cazo, y al fuego, unas tres cucharadas soperas de mermelada y dos cucharadas de agua.  A esta mezcla añadir el resto de arándanos que habíamos reservado para que se impregnen bien y queden brillantes.

La opción de la mermelada comprada es muy válida aunque yo prefiero hacer una cantidad justa para esta tarta, con los frutos que reservo, y me parece que resulta mucho más delicada y menos dulce.

La masa comprada ya hecha queda perfecta; puede comprarse fresca o congelada. Y si os atrevéis a hacer el hojaldre pues mucho mejor aunque os llevará más tiempo.

Otra forma de cobertura es hacer un almíbar, pintar con él la tarta y colocar encima los arándanos y las almendras.

Fuente: Escuela de cocina TELVA.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?