Galletas de turrón (Marie-Ju de turrón)

Receta publicada por el

Para hacer estas galletas se dieron tres circunstancias: que los Reyes Magos me habían traído unos sellos para galletas, que tenía una tableta de turrón blando deseando ser utilizada y no caducar y que mi hija Beatriz, de paso por casa, me ayudaba a formarlas para que diera tiempo de hacer las fotos antes de coger el AVE de regreso a su casa. Era el plan perfecto y no era cuestión de desaprovecharlo; entre las dos nos pusimos manos a la obra.

Con una receta básica de galletas de mantequilla y añadiendo el turrón desmenuzado, se obtienen unas ricas galletas de turrón. Es fácil hacerlas; el único inconveniente es que al trabajar la masa con el rodillo se dejen demasiado finas y así se rompan o se tuesten más de la cuenta en el horno. A mí me pasó con las primeras así que para la siguiente, hice las porciones más gruesas y se terminó el problema. La decoración se debe a unos sellos que, como dije al principio, me regalaron los Reyes y son de la marca Nordic Ware, creo que SSMM los encontraron en la tienda María Lunarillos: www.marialunarillos.com.

Lo de Marie-Ju es una broma porque  las galletas marcadas con el sello en forma de flor nos recordaban a las galletas marca Marie-Lu. Guiño

Ahí va la receta

INGREDIENTES

  • 100 g. de mantequilla blanda, no derretida
  • 50 g. de azúcar
  • Un huevo
  • 200 g. de turrón blando
  • 250 g. de harina

PREPARACIÓN

Montar unas varillas eléctricas  o utilizar varillas manuales.

Batir la mantequilla en pomada con el azúcar hasta que quede una mezcla cremosa.

Añadir el huevo y seguir batiendo.

Añadir el turrón desmenuzado, bien triturado, y mezclar de nuevo.

Añadir por último la harina y mezclar con la mano hasta formar una masa homogénea, que se trabaja bien, que no se pega, y formar una bola.

Colocar en un bol, taparlo con papel plástico y meter en la nevera alrededor de una hora.

Precalentar el horno a 180º.

Pasado el tiempo, colocar la masa entre dos hojas de papel film. Aplastar con la mano y pasar el rodillo para formar una lámina de un grosor aproximado a 5 mm.  Esto es aproximado, hay que intentar que no sea ni muy fina ni muy gruesa.

Si se tienen los sellos, cortar con un cortapastas cada porción y aplastar con el sello para que quede decorada; si no se usan los sellos, cortar con un cortapastas de la forma deseada y colocar las porciones sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto un papel de horno.

Otra forma fácil es formar bolas, tipo albóndiga, colocándolas sobre el papel de horno puesto en la bandeja. Aplastar con el sello cada porción y al levantarlo, la forma quedará en la masa aplastada.

Meter al horno durante 12-14 minutos a una temperatura de 180º. Sacar del horno a una rejilla hasta que estén frías y conservar en una lata.

Más cosas.

Hay que tener en cuenta el horno de cada casa; entre 170º y 180º puede ser la temperatura adecuada pero cuando ya hemos hecho una tanda y metemos la siguiente, cuidado,  porque el horno está bien calentito y, quizás, para la próxima hornada sean suficientes 10 minutos en vez de doce; pero en esto de los hornos, cada uno sabemos cómo funciona el nuestro.

Fuente: blog de cocina www.comoju.es

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?