Bizcocho de vainilla y arándanos

Receta publicada por el

Hay que ir engrosando la lista de bizcochos, plum cakes y bundt cakes en este blog; ando un poco escasa de recetas de bizcochos con la variedad  que hay y con todo lo que me gusta hacerlos. Por eso he pensado que este bizcocho, horneado en molde rectangular típico del plum cake, tenía que tener un merecido puesto entre las recetas de repostería.

He usado unos arándanos deshidratados, que durante una hora antes de la preparación del bizcocho, estuvieron rehidratándose en leche. Se pueden macerar también en brandy, licor o en agua. Tengo que decir que cada vez que hago un  bizcocho de este tipo, macero y enharino los frutos para intentar que no se vayan al fondo; puedo prometer y prometo que a pesar de toda mi buena intención, es frecuente que se hundan y mis buenas intenciones se queden en eso, en intenciones… Así que con toda naturalidad, si se caen al fondo pues no pasa nada y si por capricho del destino (ya no creo en otra cosa) se quedan bien repartidos por el bizcocho pues estupendo.

La receta es una adaptación de un bizcocho inglés con arándanos negros, que yo sustituí por arándanos rojos y aromaticé con vainilla.

Ahí va la receta.

INGREDIENTES

  • 190 g. de mantequilla
  • 190 g. de harina
  • 190 g. de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de levadura (Royal)
  • Una pizca de sal
  • 25 ml. de leche entera
  • Vaina de vainilla (la simiente) o en su defecto vainilla líquida, una cucharadita.
  • 100 g. de arándanos deshidratados

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 170º y preparar el molde engrasándolo con mantequilla; en este caso un molde alargado de plum cake.

Con una batidora de varillas batir la mantequilla y el azúcar hasta que quede una masa brillante y y esponjosa. Batir por lo menos 5-7 minutos.

Ir añadiendo los huevos de uno en uno y sin dejar de batir, hasta que estén bien integrados.

Tamizar la harina junto con la levadura y añadir a la mezcla de la mantequilla y huevos en tres veces, agregando la leche y la vainilla después de la segunda tanda. Batir a velocidad media hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

Poner más velocidad y batir alegremente hasta que resulte una masa suave y uniforme.

Echar los arándanos bien escurridos y, si se desea, enharinados y mezclar ligeramente con una espátula para que se distribuyan por toda la masa.

Echar la masa resultante en el molde y hornear a 170º durante 45 minutos.

Más cosas.

Yo usé un molde rectangular un poco pequeño, en concreto de 22cm. de largo por 12 cm. de ancho. De hecho, al sobrar masa la aproveché para cuatro magdalenas. Si se usa un molde más largo, la masa cabe en su totalidad y lo único que hay que tener en cuenta es el tiempo de horneado que puede variar entre 40-50 minutos en función de cada horno.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?