Tarta delicatessen de chocolate.

Receta publicada por el

El subtítulo de esta entrada sería: “Tarta muy fácil, para iniciarse en la elaboración de tartas caseras”.

La tarta de chocolate que presento a continuación es una rica delicia de chocolate, con una base fina de bizcocho sobre la que asienta una suave crema de chocolate, muy parecida a la que se hace en el caso de la tarta de los tres chocolates. La diferencia es que solo una capa de crema de chocolate negro define a este postre, a diferencia de las tres capas que caracterizan a la anteriormente nombrada.

La base no se hace con galletas sino que consiste en un bizcocho al que también se le añade cacao en polvo. Es una receta que encontré por casualidad un día en el que el el tiempo se me echaba encima y necesitaba un postre rápido y rico; al ser fría, y necesitar tiempo de reposo, queda una crema cuajada y suave que en este tiempo resulta muy apetecible.

Reconozco que deben abstenerse los poco chocolateros, ya que es un canto a uno de los ingredientes más deseados en repostería. Es muy fácil, tan solo dos pasos: la elaboración de un bizcocho que en 8 minutos estará hecho en el horno y la elaboración de la crema, y… un poco de paciencia mientras reposa en la nevera.

Ahí va la receta.

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

  • 55 g. de azúcar
  • 2 huevos
  • 25 g. de harina
  • 25 g. de cacao en polvo

Para la crema:

  • 250 g. de chocolate para fundir (tipo Nestlé postres o similar)
  • 600 g. de nata
  • 1 sobre de flan Royal o 1 sobre de cuajada
  • 50 g. de almendra molida
  • Cacao en polvo para adornar y ¡un colador!

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 170º.

Batir los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos.

Añadir la harina tamizada y el cacao.

Mezclar  todo con una espátula o varillas manuales.

Echar en un molde redondo, desmontable, previamente engrasado y forrado con un papel apto para hornear.

Meter al horno caliente durante 8 minutos. Sacar y esperar a que se enfríe.

Mientras esperamos, fundir el chocolate preferiblemente al baño María; si no, en el microondas, a baja potencia y en varias veces para que no se queme.  Poner al fuego y en un cazo la nata y cuando esté caliente, añadir el sobre de preparado para flan; si se utiliza cuajada, recomiendo añadir unas gotas de esencia de vainilla o azúcar vainillado (como una cucharita de postre). Remover bien, y cuando esté bien disuelto, añadir la almendra molida y el chocolate fundido, dando vueltas hasta conseguir una crema. Todo esto se hará a fuego medio, durante unos cinco o seis minutos hasta que todos los ingredientes para la crema estén bien disueltos e integrados.

Echar la crema en el molde, sobre el bizcocho, dejar templar y meter en nevera, preferiblemente toda la noche.

A la hora de emplatar, sacar la tarta del molde, ayudándonos con un cuchillo si no se desprende bien de las paredes del mismo; una vez fuera, con la ayuda de un colador espolvorear cacao en polvo sobre ella y adornar a gusto.

Más cosas

El chocolate que he usado es con un 70% de cacao; la hice también con otro con un 55%. Me quedo con la primera.

La nata debe ser para montar, pero no se monta, se añade tal cual.

Receta inspirada en la misma del blog “la manzana roja”.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?