Madeleines o magdalenas de concha

Receta publicada por el

Esta receta es un capricho: un capricho dulce que desde que empecé a moverme por estos mundos de los blogs de cocina empecé a hacer y, además, me encanta hacer.

La madeleine francesa es un pequeño bollo, originario de la región francesa de Lorena, en concreto de la subprefectura de Commercy.  Puede ser que una pastelera llamada Madeleine fuera la autora de este célebre tipo de magdalena aunque también otra versión concede la autoría de la misma a una pastelera que para agasajar a los peregrinos del Camino de Santiago, ideó una pequeña magdalena con forma de concha jacobea.

En la famosa novela de Proust, “En busca del tiempo perdido” y en concreto en la primera parte “Por los caminos de Swann”, encontramos una archiconocida referencia a esta pequeña y delicada magdalena, que el protagonista degusta con placer y su sabor le remonta a su infancia. La describe como un pequeño y sabroso dulce, cuya forma recuerda a una valva de peregrino.

Sea quien sea el autor de tan preciado bollito, y anécdotas literarias aparte, solo queda por decir que estas magdalenas son perfectas para tomarse tres o cuatro…o cinco! en el desayuno y alguna que otra en la merienda. Son muy fáciles de hacer y son muy bonitas para regalar a alguien que valore el trabajo hecho por uno mismo. Os animo a hacerlas y os dejo un par de enlaces donde se puede adquirir el molde si es que en vuestra ciudad no lo encontráis. (www.marialunarillos.com y www.amazon.es)

La receta que escribo a continuación pertenece al libro escrito por un repostero francés, Christophe Felder, del que aprendo cada vez que lo leo. Tiene alguna pequeña variación en los ingredientes frente a alguna otra receta, pero el resultado en todos los casos es excelente.

INGREDIENTES

  • 140 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos
  • 90 g. de azúcar y 2 cucharaditas de miel, o bien 125 g. de azúcar
  • 140 g. de harina
  • Una cucharadita de levadura en polvo
  • Una cucharadita de vainilla líquida
  • Mantequilla para engrasar los moldes

PREPARACIÓN

Precalentar el horno  a 200º.

Batir los huevos con el azúcar con una batidora de varillas. Si se elige la utilización de azúcar y miel, añadir a la mezcla de huevos y azúcar, la miel líquida sin dejar de remover.

Añadir la mantequilla y batir de nuevo. Cuando esté todo bien integrado echar la vainilla líquida y por último la harina tamizada con la levadura.

Repartir la mezcla en los moldes previamente engrasados con mantequilla. Meter al horno  durante 12 minutos a 200º.

Sacar del horno las madeleines y fuera del los moldes, dejar que se enfríen sobre una rejilla.

Presentar espolvoreadas con azúcar glas.

Más cosas

Otra forma de elaborarlas es batir las claras a punto de nieve y añadirlas a la mezcla de yemas+azúcar. Quedan igualmente esponjosas.

Para presentarlas además del azúcar glas, pueden bañarse en parte o en su totalidad en chocolate caliente, elaborado como para una cobertura.

Fuentes bibliográficas

  • Marcel Proust. A la busca del tiempo perdido. Editorial Valdemar/clásicos.
  • Commercy: página oficial del ayuntamiento. Lorena. Francia.
  • Madeleine: Receta de magdalena por Christophe Felder.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?