Bundt Cake de Mascarpone con arándanos y un toque de miel

Receta publicada por el

Hace mucho mucho tiempo que tenía en mente hacer un bizcocho tipo “Bundt” y publicarlo; no se asuste nadie, el Bundt Cake no deja de ser un bizcocho, de masa densa, que se cuece en el horno en un molde con un orificio central que hace las veces de chimenea y, supuestamente, si es de buena calidad reparte el calor de forma uniforme para que el proceso de cocción sea igual por todos los lados.

Realmente el “Bundt” es el nombre del molde, que empezó a utilizarse en EEUU en los años cincuenta. Fabricado por la empresa Nordic Ware, en un principio, se elaboraba un pastel parecido de origen alemán (Kugelhoph) pero en molde de cerámica; la empresa fabricó entonces moldes con un material diferente, que pesara menos y de ahí nacieron los “Bundt”,  más ligeros, con curvas y concavidades donde se deposita la masa creando formas espectaculares. Son bonitos y hacen de un simple bizcocho, una joya de la repostería.

No obstante, en España llevamos haciendo toda la vida bizcochos en moldes con agujero, que aunque más sencillos no por ello son menos exquisitos. Hoy día, los moldes de silicona también aportan gran variedad de formas pero desde mi experiencia, creo que es necesario buscar buena silicona, que no transmita olor ni sabor al alimento.

Aprovechando que tengo uno de los moldes Nordic Ware, que me autorregalé como capricho absoluto, hoy he ideado este pastel con Mascarpone, arándanos y un toque mínimo de miel.

Ahí va mi receta que espero os guste.

INGREDIENTES

  • 3 huevos grandes
  • 200 ml. de buttermilk*
  • 250 g. de queso Mascarpone
  • 275 g. de harina de repostería
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 200 g. de azúcar
  • Un puñado de arándanos deshidratados
  • Una cucharada de miel (opcional)
  • Azúcar glas vainillado

*Buttermilk o suero de leche: en origen es el suero que resulta de batir la nata para formar mantequilla; aporta suavidad y esponjosidad a los bizcochos. Para hacerlo de forma casera y muy fácil:

  • 200 ml. de leche semidesnatada o desnatada
  • 15 ml. de zumo de limón

PREPARACIÓN

Remojar los arándanos en agua caliente o coñac durante media hora.

Se prepara el buttermilk. Se echa en un recipiente la leche y se añade el zumo de limón; se remueve bien con una cuchara y ya está listo. Parecerá que se corta la leche, eso es normal. Reservar.

Mezclar en un bol la harina tamizada con la levadura. Reservar.

Precalentar el horno a 180º.

En otro bol y con varillas eléctricas,  batir los huevos junto con el azúcar hasta que blanqueen, es decir, doblen el volumen, al menos entre 5 y 8 minutos. Añadir entonces la miel (si se desea), el buttermilk y remover hasta que todo se mezcle bien. Echar el queso y batir de nuevo. Añadir entonces la harina, poco a poco, e ir removiendo de manera envolvente para que no se pierda mucho del aire conseguido al batir los huevos. Secar los arándanos, rebozarlos en un poco de harina y añadirlos a la mezcla.

Engrasar bien el molde. Meter en el horno precalentado a 180º y mantener durante 50 minutos, aproximadamente según el horno de cada uno.

Sacarlo y esperar diez o quince minutos; si el molde es como el que presento será muy fácil desmoldarlo. Es increíble, no se pega nada y salen solos. Si es otro tipo de molde y se ha engrasado bien por todos los lados, en principio tampoco será difícil desmoldar.

Servir espolvoreado con azúcar glas.

Más cosas

Este es un pastel/bizcocho denso, húmedo, que no absorbe el “cola cao” al mojarlo. Recomendable para una merienda o desayuno, para tomarlo a la par que el café o el té.

Si no se quiere, no se puede o no se tiene buttermilk, NO PASA NADA. Se sustituye por leche, 200ml. Hay quien pone menos leche y añade alguna grasa como aceite o mantequilla. En este caso no lo recomiendo porque el queso ya aporta suficiente.

En las fotografías de la ración no se aprecian los arándanos; prometo que los remojé, los enhariné y los repartí en la masa. Se fueron al fondo, que al dar la vuelta resulta ser la parte de arriba del bizcocho. Si alguien conoce algún truco infalible para que no caigan los frutos secos en general, que me lo cuente. Con garantías. Guiño

Presento este pastel con motivo de la celebración el próximo 15 de Noviembre del día internacional del Bundt Cake.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?