Pasta con berenjena y pez espada (emperador)

Receta publicada por el

¿Título llamativo? ¿Mezcla inusual? Acostumbrados a platos de macarrones con tomate (riquísimos, por cierto), sí puede parecer un poco rara esta mezcla  de verdura y pescado, claro está, un pescado que al menos por su textura casi parece carne…

Fue en Roma, en un restaurante llamado Grano, donde comí –cené, más bien- este plato de pasta por primera vez. Me gustó mucho la fusión de dos ingredientes tan dispares y en ese mismo momento supe que la receta la pondría en mi blog. No he tenido acceso a la receta original y no la pedí tampoco porque quise guiarme por los sabores que yo misma pude degustar y así poder repetirla si no igual, sí lo más parecida posible. La he hecho varias veces hasta llegar a la versión que más nos convence y que resulta para mi gusto la más sabrosa. Es posible que muchos puedan poner pegas al pescado, o en concreto al emperador, pero aseguro que es el que mejor pareja hace con la berenjena.

Pasta con pescado: una buena opción para probarla con los niños.

Ahí va la receta.

INGREDIENTES

(para dos personas)

  • Pasta corta, preferiblemente cilíndrica. En este caso he usado Calamarata; también he probado con macarrón, macarrón rizado y tubos.
  • Una berenjena
  • 2 filetes de emperador
  • Aceite de oliva
  • Sal y perejil
  • Queso rallado parmesano

PREPARACIÓN

Lavar la berenjena y desechar los extremos; cortarla en rodajas de 1 cm. aproximadamente, poner sal y colocarlas sobre una fuente; dejar reposar durante media hora.

Hacer los dos filetes de emperador en una sartén, con unas gotas de aceite de oliva, sal y perejil. Cocinarlos prácticamente a la plancha y reservarlos en un plato para que se vayan enfriando. Retirar la piel que suele tener uno de los lados y cortar en cuadritos.

Cuando la berenjena haya soltado el agua, secar los trozos con un papel de cocina y cortarlos nuevamente, esta vez en cuadritos. Poner aceite, unas dos cucharadas soperas, en una sartén y hacer la berenjena a fuego lento hasta que veamos que está blandita, entre 20 y 25 minutos. Apagar el fuego y añadir entonces los trozos de emperador, mezclarlo todo con una cuchara de madera y esperar mientras se cuece la pasta.

Para cocer la pasta conviene seguir el consejo del fabricante respecto al tiempo de cocción, consiguiendo así que quede “al dente”. En mi caso, los “calamarata” requerían 16 minutos de cocción. No olvidar poner sal en el agua. Cuando acaba la cocción, y antes de colar la pasta, debemos reservar 2-3 cucharadas de ese mismo agua y añadirlo al pescado y la berenjena reservados.

Para emplatar se coloca la ración de pasta y por encima la mezcla de pescado y berenjena, a modo de salsa. Se rocía con un chorrito de aceite de oliva virgen y se espolvorea con  el  queso parmesano.

Más cosas.

Si no te gusta el emperador, prueba con bonito o atún. Conviene que sean pescados con carne apretada y con cierto sabor. Aquí el pescado blanco aporta poco.

La berenjena bien hecha resulta blanda y agradable al paladar. No es necesario pelarla, aunque si se prefiere no hay inconveniente:ni quita ni pone al resultado final. Quizás lo que sí se nota es que sin piel se deshace más al cocinarla.

En Italia siempre reservan dos o tres cucharadas del agua de cocción para enriquecer la salsa que acompaña a la pasta. Yo ya lo he aprendido y siempre lo hago. Da igual el tipo de salsa que cocinemos: tomate, pesto, carbonara…

¿Por qué pasta corta? Los italianos miran mucho el emparejamiento pasta-salsa. Según Giuliano Hazan, autor del libro “Pasta clásica”, cito textualmente: “Una de las cosas más difíciles para alguien que no haya crecido comiendo pastas en Italia es desarrollar la sensibilidad necesaria para combinar correctamente las pastas con las salsas. Es una de las cosas más difíciles de explicar (…)No se trata de una cuestión de mera autenticidad, sino de alcanzar el mejor complemento de sabor y textura (…) La misma salsa puede resultar un plato mediocre o un plato fabuloso según el tipo y forma de la pasta elegida…”

Pues eso… No es difícil de encontrar pastas diferentes en los supermercados. Incluso en algunos existe una zona dedicada a estos alimentos. No hay excusa.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?