Flan de queso

Receta publicada por el

Recuerdo que mi abuela, la madre de mi padre, era una mujer menuda, que vestía siempre de negro por su luto permanente, que llevaba unas gafas pequeñas de alta graduación porque veía poco, aunque hacía ganchillo estupendamente, y que hacía unos riquísimos flanes de huevo. No era gran cocinera, sabía lo básico, pero había ciertas cosas que las bordaba. Freía huevos y patatas como nadie, hacía un postre de Navidad muy humilde a base de pan, leche y azúcar, unas sopas de ajo exquisitas y el flan de huevo que mencionaba antes. Seguramente hacía alguna cosa más pero ya no me acuerdo.

El flan es uno de esos postres que siempre está en la carta de los restaurantes; partiendo del tradicional de huevos y leche, se pueden conseguir variaciones añadiendo distintos ingredientes que aporten sabor, color o consistencia. Así está el flan de café, el flan de manzana o el que presento hoy con queso cremoso y leche condensada.

La presentación que se ve en las fotos es muy clásica; he hecho un flan único, en un molde típico para que queden los bordes ondulados. Explico esto porque ahora se lleva mucho presentar flanes en vasitos, individuales, y lo cierto es que también quedan bonitos a la hora de servir. La preparación sería la misma teniendo en cuenta que hay que caramelizar cada molde y hornearlos juntos al baño maría.

Pasamos a la cocina y preparamos flanes. Ahí va la receta.

INGREDIENTES

  • 4 huevos
  • 250 de queso cremoso
  • 300 g de leche condensada
  • 250 ml de leche entera
  • Una cucharada de miel (opcional)

Para el caramelo:

  • Cuatro cucharadas de azúcar
  • Una o dos cucharadas de agua

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 170º, arriba y abajo.

Poner al fuego un cazo con el agua y el azúcar y esperar a que se funda y adquiera un color dorado; cuando esté listo rociar sobre la base del molde o sobre las bases de los moldes si son individuales.

En un bol o robot de cocina batir los huevos añadiendo el queso para que se mezclen ambos ingredientes. Añadir la leche entera y la condensada y, si se desea, la miel. Batir hasta que se forme una crema.

Echar la mezcla en el molde caramelizado y meter al horno sobre una bandeja con agua (baño maría) teniendo en cuenta que hay que cerrar  el molde para que no entre agua.

Cocer a 170º durante 40-45 minutos y dejar que se enfríe antes de servirlo.

Más cosas

Hay moldes de flan con tapa. Si no tiene tapa, hay que cubrirlo con papel de aluminio asegurando bien los bordes para evitar así la entrada de agua por salpicadura.

Se puede usar cualquier variedad de queso cremoso. Es válido también el queso Mascarpone.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?