Focaccia de aceitunas. Receta con Thermomix

Receta publicada por el

La focaccia es un tipo de pan italiano que se considera parte de una “cocina pobre” por su rapidez, economía y facilidad en su elaboración, siendo la solución a su simplicidad el uso de ingredientes de calidad que la cubren y la convierten en un espléndido acompañamiento o entrante (antipasti). Hay múltiples variedades de focaccia, siendo la base de estas una masa elaborada con harina, agua, sal y levadura. Mientras la pizza es una masa plana, la focaccia suele ser un pan o torta con miga, aunque es cierto que en ciertas regiones italianas también se encuentran focaccias planas.

Partiendo de una masa básica, las posibilidades de conseguir sabores y aromas diferentes se multiplican gracias a la variedad de ingredientes que admite la preparación, tantos como la imaginación alcance. Por ejemplo son conocidas la focaccia con romero, con aceitunas, con cebolla e incluso he encontrado, repasando bibliografía al respecto, una receta en la que un puré de patatas proporciona suavidad y gusto a la masa.

En mi casa comemos pasta, pizzas, lasañas y otros platos de la cocina italiana porque creo que es, sin equivocarme, una de nuestras favoritas. Hace tiempo decidí hacer una focaccia que no me salió bien y le consulté a mi hija Beatriz porque sabía que ella las borda. A partir de ahí tengo que cortarme las manos para no hacerla un día si y otro también. Me enseñó la receta que viene en un libro de masas que le compré cuando le regalaron la Thermomix por su boda y con alguna que otra variante, el resultado siempre es bueno y nos gusta mucho.

Como saben los que siguen este blog no suelo escribir recetas para hacerlas exclusivamente con Thermomix , generalmente las elaboro siempre de forma tradicional porque sé que mucha gente no tiene la máquina. En este caso, voy a hacer una excepción ya que el amasado en este momento me resulta más costoso y es una buena forma de ahorrar tiempo y esfuerzo. No obstante, para quien no tenga máquina amasadora de ningún tipo, se pueden amasar los ingredientes a mano y el resultado es bueno también teniendo en cuenta el tiempo de espera de la masa para que crezca.

Con esta receta rindo mi pequeño homenaje a la cocina italiana: sabrosa, apetecible, mediterránea, saludable y no sé cuantas cosas más.

Y sin más, ahí va la receta.

INGREDIENTES

  • 200 ml. de leche entera
  • 40-60 ml. de aceite de oliva virgen (dejando unas dos cucharadas para regar al final)
  • 1 sobre de levadura seca de panadería o 15 g. de levadura prensada fresca
  • 400 g. de harina de fuerza
  • 200 g. de queso Emmental rallado
  • Aceitunas verdes (rellenar y cubrir)
  • Aceitunas negras (cubrir)
  • Orégano (rellenar y cubrir) a discreción
  • 4-5 tomates variedad Cherry
  • Sal

PREPARACIÓN EN THERMOMIX

Poner en el vaso la leche y el aceite de oliva, 2 minutos, 37º, Velocidad 4.

Añadir el sobre de levadura de panadería y mezclar 10 segundos, V4.

Echar los 400 g. de harina, el queso, unas 10-12 aceitunas verdes y la sal, mezclando 10 segundos, V6.

Terminar con 2 minutos a V espiga.

Preparar un molde (en mi caso rectangular) pincelándolo con aceite por todas las partes. Echar la masa sobre la mesa de trabajo y trabajarla con las manos un minuto o dos. Una vez amasada, ir colocando la masa sobre el molde hasta que cubra bien todos los laterales y el fondo.

Hacer unos hoyos con las yemas de los dedos, colocar las aceitunas negras y verdes y los tomates cortados en mitades y dejar en un sitio cálido (la cocina por ejemplo) durante al menos una hora para que crezca.

Calentar el horno, arriba y abajo, a 200º.

Pasado este tiempo, regar con aceite de oliva, echar más orégano y hornear a 200º durante 20 minutos.

Sacar del horno y cuando esté templada… rociar un chorrito de aceite de oliva y probarla, porque es un espectáculo.

Más cosas

En esta receta no uso agua sino leche; queda muy suave y jugosa. Se puede sustituir por agua tranquilamente.

Las aceitunas que van dentro de la masa, NO ES NECESARIO trocearlas. Yo lo hice y ni se notaban; de nuevo hice focaccia cortándolas solo a la mitad y tampoco se notaban así que decidí ponerlas enteras la próxima vez ya que se encargan las cuchillas de la máquina de triturarlas aunque vayan mezcladas con otros ingredientes.

La receta original lleva tomillo pero nos encanta el orégano por lo que decidí poner unas dos cucharadas soperas colmadas dentro y una más para cubrir. Se puede poner albahaca, tomillo, orégano o cualquier otra hierba aromática.

Es imprescindible servirla con un chorrito de aceite. El sabor es inigualable.

También en muchas recetas recomiendan espolvorear escamas de sal a la vez que el aceite en el momento de servir.

Cuidado con el horno; en el mío se hace en 20 minutos justos. En otros es necesario media hora.

Fuentes bibliográficas

  • Cocinas del Mundo. Italia. Varios autores. Editorial Ciro Ediciones, S.A.
  • La Cocina Italiana. Julia de la Croce. A Dorling Kinderseley Book.
  • Pan Casero. Ibán Yarza. Editorial Larousse.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?