Pasta con calamares en su tinta

Receta publicada por el

Llevo años haciendo esta receta y poco la he variado desde que comencé a cocinarla; mi mayor preocupación era que la salsa negra resultante tuviera la textura fina y cremosa de los restaurantes y con la batidora normal se consigue casi casi. Usando un robot potente para triturar la salsa, el resultado es justo ese que buscaba, ¡de restaurante!

Habitualmente, la guarnición que suele acompañar a este plato es un arroz blanco o unas patatas fritas cuadradas. Para publicar la receta en el blog, quise buscar una versión diferente para que además las fotos resultaran interesantes. La pasta es un gran aliado para muchas preparaciones con salsa consiguiendo un primer y único plato completo y nutritivo.

Los platos de pescado no son abundantes en el blog; cuando viajo y visitamos restaurantes en los que el pescado tiene un gran protagonismo procuro aprender y admito que tratar el pescado tiene su  dificultad, por ejemplo para no pasarse de cocción o para encontrar el punto justo en el horno. Poco a poco hay que ir atreviéndose con más recetas, lo sé. A ver si visito el restaurante de Ángel León en Cádiz y me sirve como clase magistral.

Mientras tanto me conformo con mostrar este plato que es un clásico en mi casa y que, por cierto, es tan sencillo como sabroso el resultado. Suelo usar calamares no muy grandes o chipirones y en ambos casos el resultado es similar.

Ahí va la receta.

INGREDIENTES

(Para dos personas)

  • 3/4 Kg. de calamares
  • Una cebolla mediana
  • Un diente de ajo
  • Dos cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Dos cucharadas de tomate natural triturado o un tomate pelado en trozos
  • Sal
  • Perejil
  • Un vaso de coñac o de vino blanco
  • 1/2 vaso de agua o caldo de pescado
  • 2 bolsitas de tinta de calamar

Para la guarnición:

  • Pasta corta (lazos, fussilli, macarrón, etc)
  • Agua
  • Sal

PREPARACIÓN TRADICIONAL

Picar la cebolla muy finamente y laminar el diente de ajo. Reservar.

En una cazuela o sartén honda poner a calentar las dos cucharadas de aceite; cuando esté caliente sofreír el ajo y  la cebolla hasta que esté blandita y transparente. Añadir entonces el tomate, la sal y perejil y cocinar durante diez minutos a fuego medio.

Echar entonces los calamares troceados y las tintas y rehogar unos cinco minutos. Después regar con el coñac, el caldo o agua y cocinar unos 40 minutos a fuego medio y preferiblemente con la cazuela medio tapada para que evapore despacio. Cuando pasen los 40 minutos, es bueno probar un trocito y ver si ya están blandos. Pueden dejarse otros diez minutos si fuera necesario.

Pasado este tiempo, sacar los trozos de calamar  y reservarlos en un plato vertiendo la salsa en un vaso batidor, en robot o batidora y con la máxima potencia triturar hasta conseguir una salsa fina pero espesa.

Echar de nuevo en la cazuela la salsa y encima los calamares y calentar unos minutos.

Para cocer la pasta, poner agua abundante con sal en una cazuela y cuando rompa a hervir echar la pasta. Cocer durante el tiempo que recomiende el fabricante.

A la hora de servir, colocar en el plato la ración de pasta deseada  junto a los calamares con su salsa negra.

Más cosas

La receta es la adaptación de la que viene en el libro de cocina de Thermomix, el que te dan al comprar la máquina. Yo los he hecho de ambas formas (con y sin máquina) y quedan igual de ricos.

Cuidado con la sal, porque los sobres de tinta ya la aportan.

La pasta utilizada es una pasta italiana que encontré en el supermercado, unas mariposas amarillas y negras, teñidas con tinta de calamar y que me venían como anillo al dedo para conseguir el efecto que buscaba.

En el envase de pasta recomendaba cocer 6 minutos para Italia y 7 para España…¡qué cosas!

 

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?