Arroz con verduras

Receta publicada por el

Esta sencilla receta de arroz con verduras pertenece a las recetas familiares, las que hacía mi madre en casa para las comidas de todos los días, comidas normales y tradicionales, sin mucho ornamento ni complicación pero que nos gustaban y eso para ella, era suficiente.

Cuando me casé y me fui de casa, llevaba un cuaderno con algunas de esas recetas; yo no había cocinado nunca y esas notas me salvaron la vida. Poco a poco fui haciendo las recetas más básicas, los platos habituales de una casa; y entre ellas siempre estuvo este arroz de verduras. Yo entonces, no sabía nada de arroces cremosos, caldosos y demás familia así que este arroz era distinto y me gustaba hacerlo. La primera vez que la hice, a mi marido le gustó tanto, que la fotografió; quizá ahí se gestó este blog, sin saberlo. Blog, una palabra por entonces completamente desconocida...

Con el paso de los años he aprendido nuevas recetas, platos diferentes, unos más sencillos y alguno más elaborado pero estoy segura de que todo lo que bien se aprende en casa se deja notar cuando nos ponemos a hacer lo que nos gusta. Gracias a aquel cuaderno de recetas, escritas a mano con un bolígrafo, seguramente puedo tener hoy este otro cuaderno con un montón de recetas que guardan en el fondo las que aprendí en la cocina de mi casa y, sobre todo, el cariño con el que se hacían.

INGREDIENTES

(Para 2-3 raciones)

  • Agua: 3 vasos
  • Sal: a gusto
  • Puerro: uno hermoso
  • Judías verdes: 100-150 gr.
  • Acelgas: dos o tres hojas
  • Zanahoria: una grande o dos medianas
  • Cebolla: media
  • Calabacín: medio
  • Pimiento rojo: medio
  • Pimiento verde: medio
  • Espárragos trigueros: 3 ó 4
  • Aceitunas (opcional): 3 ó 4
  • Aceite de oliva
  • Arroz normal: un vaso y medio

PREPARACIÓN

Lavar todas las verduras; cortar el puerro a la mitad y utilizar la parte verde para el caldo, reservando la blanca. Pelar la zanahoria y cortarla en cuadritos. Igualmente trocear las judías verdes y cortar las hojas y pelar las pencas de las acelgas. Pelar la media cebolla.

Poner a cocer agua con sal y echar las verduras limpias y troceadas, dejar cocer hasta conseguir un caldo suave. Aproximadamente en 30 minutos en cazuela normal puede estar hecho.

Aparte en una sartén o cazuela preferiblemente honda poner dos cucharadas de aceite de oliva y sofreír el puerro (la parte blanda) cortado finamente. Cuando esté listo sacar a un plato con papel absorbente y reservar.

En la misma sartén, saltear unos minutos los tallos de los espárragos cortados en cilindros junto con dados de calabacín. Poner sal y reservar.

También en la misma sartén, añadir aceite suficiente para freír unas tiras finas de los dos pimientos; en mi caso usé la variedad italiana por lo que saqué varias rodajas finas de ambos. Un vez fritas hacer lo mismo que con el puerro, sacar y reservar. Retirar el aceite sobrante de la sartén

Cuando nos parezca que el caldo está listo (lo mejor es probarlo), colarlo y separar la verdura del agua reservando ambas. El caldo se pasa a una jarra y de las verduras se retira el puerro, la cebolla y las hojas de acelga, dejando las zanahorias, las judías y las pencas.

En la sartén anterior, si es suficientemente honda, colocaremos el puerro reservado, los espárragos y el calabacín. Sobre esto añadiremos el arroz y lo saltearemos unos minutos para que se impregne bien de la verduras, añadiendo después 3 vasos del caldo reservado. Cuando rompa el hervor, se baja el fuego y se añaden las verduras restantes, las utilizadas en el caldo y se deja hacer el arroz a fuego medio-bajo durante 15 minutos. Pasado este tiempo dejar en reposo otros 5 minutos.

En cada ración se colocan unas tiras de pimiento frito y si se desea, las aceitunas en rodajas.

Más cosas

Este es un caldo suave por lo que corremos el riesgo de que el resultado tenga poco sabor; por tanto, conviene poner verduras variadas y a gusto.

¿Por qué no se fríe todo a la vez? Porque el puerro tarda más en pochar, los tallos de espárragos y dados de calabacín solamente se saltean con una gota de aceite y sal como si se hicieran a la plancha y, sin embargo el pimiento debe freírse bien. Por tanto son tiempos diferentes.

¿Y las aceitunas? Es un toque muy personal. Cuando hice este plato las primeras veces, vimos que al ser un arroz suave encontrarse una aceituna “alegraba” el bocado.

Si en el agua de cocción añadimos un tomate y una patata, con las verduras que retiramos una vez cocidas podremos hacer un puré.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?