Lubina al horno con crema de patata y aceite verde

Receta publicada por el

Los pescados al horno son platos sencillos y sabrosos que podemos hacer sin mucho esfuerzo y que, con unos mínimos cuidados sobre todo en los tiempos de cocción, nos ofrecen un resultado fabuloso y una alternativa a la carne para el segundo plato. Si además lo acompañamos de una crema de patata, que no deja de ser un puré de patata pasado después por un robot o batidora potente, enriquecemos el plato y lo presentamos de una forma mucho más apetecible.

Cuando todo el mundo está esperando la receta del roscón de Reyes, yo me marco un pescadito al horno suave y sin complicaciones para acabar de digerir las fiestas y sus excesos. Aún puede valer esta receta para la cena de la noche de Reyes o incluso para el segundo de la comida del día 6 si es que a alguien le quedan ganas aún de seguir en la cocina. A estas alturas, aprovechar restos es lo que toca.

Dar las gracias nuevamente al cocinero Juan José de La Esperanza, chef de “El Ingenio Chico”, quien cada año y cerca de las fechas navideñas organiza un curso para acercarnos nuevas y sencillas ideas. De ese curso nacen este aceite verde y el cremoso o crema de patata que son  unos excelentes compañeros para mi  lubina; lo he hecho de forma tradicional y con alguna variación sobre la receta original pero el resultado es igualmente delicioso.

Feliz Año 2017 y… ¡a cocinar!

INGREDIENTES

(Para dos personas)

  • Dos lomos de una lubina de tamaño medio
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Ajo en láminas

Para el cremoso de patatas:

  • 150 gr. de patatas
  • Agua
  • Sal
  • 30 ml. de nata líquida
  • 10 gr. de mantequilla

Para el aceite verde:

  • 250 gr. de aceite de oliva virgen
  • 125 gr. de aceite de girasol
  • Hierba aromática al gusto (perejil, orégano, albahaca…)

PREPARACIÓN

Calentar el horno a 180º, calor arriba y abajo.

Para elaborar el aceite verde, batir enérgicamente con batidora los dos aceites y la hierba elegida; pasar por un colador y reservar en la nevera.

Limpiar los lomos de la lubina (el pescadero nos habrá sacado los lomos) de restos de sangre o espinas.

Preparar la fuente de horno con el aceite de oliva y las láminas de ajo.

Meter al horno precalentado y mantener 5 minutos para que los ajos den sabor al aceite pero no se quemen. Esto se puede hacer también en una sartén aparte y añadirlo a la fuente.

Colocar los lomos de lubina, poner sal a gusto y hornear entre 8 y 12 minutos en función del tamaño.

Mientras, poner agua con sal  a cocer y cuando hierva meter las patatas peladas; mantener unos 30 minutos.

Sacarlas a un escurridor y sobre un bol pasarlas por un pasapuré fino o colador, utilizando en este caso un tenedor para aplastarlas.

Añadir la nata caliente y remover con varillas; terminar añadiendo la mantequilla y batiendo hasta que el resultado sea un puré cremoso. Si la textura no nos parece suficientemente fina, entonces pasaremos  la crema por un tamiz más fino o por un robot a máxima potencia.

Para presentar el plato, se coloca un lomo de lubina sobre el cremoso de patata, o bien el lomo con la crema a un lado; se rocía un poco del aceite aromatizado y se adorna con tomates cherry, espárragos verdes, zanahoria rallada o lo que se elija.

Más cosas

Si la lubina al horno con crema de patatas te parece un plato “de hospital” añade unos trigueros a la plancha, unos tomates cherry para dar color, sabor y un poco más de alegría.

La nata puede ser de cocina o de montar; en este caso no importa que tenga un porcentaje de grasa concreto porque solo se utiliza para dar cremosidad al puré.

Si se hace la crema de patata en Thermomix, al final y a velocidad 4/5 se añade un chorrito de aceite de oliva (como en el salmorejo) con el fin de emulsionar la crema. En este caso yo suprimo la nata y cuando ya está hecho el puré se va añadiendo el aceite en hilo, unos 30-50 gr. Mejor ir probando hasta conseguir nuestro gusto.

El aceite de girasol que se emplea en la elaboración del aceite verde, evita la congelación. Juan José de la Esperanza nos recomendó ponerlo en un biberón de plástico, meterlo en la nevera y utilizar siempre que lo deseemos.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?