Pastel de verduras

Receta publicada por el

Los pasteles, flanes o pudines son preparaciones muy cómodas porque resuelven con acierto comidas o cenas ligeras, son fáciles de elaborar, se pueden dejar hechos con antelación y, en general, son exitosos y a casi todo el mundo le gustan; este, en concreto, acepta las verduras que tengamos a mano, esas que se quedan en la nevera sin usar y que si no se utilizan acaban en la basura, por lo que la receta es muy muy casera y cada pastel llevará los ingredientes que tengamos en casa y nos venga bien usar.

Se puede tomar frío o caliente, solo o acompañando a una carne asada – por ejemplo- y en este caso concreto lo he preparado con una sencilla salsa de pimientos del piquillo. En verano tomarlo con mayonesa o salsa rosa es una buena opción. También es válido como entrante o en porciones pequeñas como aperitivo en una mesa informal junto a canapés o pinchos diversos.

El puerro, la cebolla o el calabacín conviene rehogarlos un poco en una cucharada de aceite para que pierdan parte del agua, se doren y así aporten más sabor y más cuerpo al pudin; por contra, las zanahorias, las judías verdes u otras verduras más duras que elijamos necesitan cocerse unos minutos para que estén al dente o más blandas según el gusto de cada uno.

Como casi todos los pudines se cuece al baño maría protegido con un lámina de papel de aluminio para que no adquiera un color demasiado tostado; los huevos consiguen que el pastel crezca dentro del horno y con este sistema la cocción es más homogénea y los huevos cuajan de una manera más lenta con un resultado suave y sabroso.

Una receta fácil, sin complicaciones y una alternativa diferente para tomar verdura más a menudo.

Espero que os guste; ahí va mi receta.

INGREDIENTES

  • 150 gr. de judías verdes
  • Una zanahoria grande
  • Medio puerro (solo la parte blanca)
  • Un pimiento del piquillo o un trozo de pimiento rojo
  • Un trozo de calabacín
  • 3 huevos grandes
  • 200 ml. de nata o de Leche evaporada (IDEAL)
  • 2 cucharadas colmadas de queso rallado parmesano u otra variedad a gusto
  • Sal y pimienta
  • Mantequilla o aceite para engrasar el molde

Para la salsa:

  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Dos pimientos de piquillo
  • Una cucharada del agua de cocer las verduras
  • Una cucharada de nata
  • Sal y pimenta

PREPARACIÓN

Limpiar y trocear la verdura separando las que se van a cocer (judías y zanahorias) de las que se van a rehogar (el puerro, el pimiento y el calabacín).

Poner una cazuela con agua y sal y cuando rompa el hervor echar la zanahoria, mantener el hervor unos 5 minutos y después echar las judías verdes y cocer otros 5-10 minutos o hasta que queden con el punto de cocción deseado.

En una sartén con una cucharada de aceite de oliva, rehogar el puerro bien picado, el calabacín en dados y el pimiento (ya sea rojo, del piquillo o verde) también troceado. Rehogar unos minutos hasta que estén blanditas.

Preparar un molde rectangular, tipo plum cake, apto para horno, engrasándolo bien con mantequilla por todos los lados.

Precalentar el horno a 190º-200º.

En un bol un poco grande batir los huevos, salpimentar y echar la leche o nata; batir bien y añadir a esta mezcla el queso rallado y todas las verduras anteriormente preparadas. Corregir el punto de sal y echar la mezcla en un molde previamente engrasado, meter este en otro molde un poco más grande donde se pondrá el agua para que se cueza al baño maría.

Meter al horno a 200º cubierto con un papel de aluminio para que no se dore en exceso.

Cocer aproximadamente durante 30 minutos; Si no es un pastel muy grande, este tiempo es suficiente. Si se elabora con más cantidad de verduras y huevos aumentar 10 o 15 minutos el tiempo de cocción.

Mientras, preparar la salsa poniendo los pimientos del piquillo en una sartén o cazo pequeño con una cucharada de aceite; a fuego bajo dejar confitar los pimientos durante unos quince minutos, sacarlos y escurrirlos sobre un papel de cocina. Poner en la batidora junto con dos cucharadas del caldo de cocción de las verduras y la nata.

Triturar hasta obtener una salsa muy fina que serviremos caliente sobre la porción de pastel.

Pasado el tiempo de horneado, comprobar con una brocheta que está hecho. Si es así, sacarlo del horno y dejarlo enfriar sobre una rejilla. Cuando se temple, pasar un cuchillo de punta redonda por las paredes del molde y volcarlo sobre la fuente escogida para servir .

Servir con la salsa preferiblemente caliente.

Más cosas

Es conveniente poner el agua caliente en el molde grande después de haber metido el que contiene la mezcla.

Cuando esté templado y si no se va a consumir, meterlo en la nevera bien tapado. Al día siguiente estará perfecto para desmoldar y servir.

Aproximadamente se utilizan 300grs. de verduras para tres huevos.

No olvidar las verduras como guisantes, brócoli, u otras que se encuentran en la frutería. Todo depende de nuestro gusto e imaginación.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?