Presentación

Cuando decidí crear un nuevo "blog" de cocina sabía que el reto iba a ser difícil debido a la existencia de otros que son realmente didácticos y ya muy consolidados, pero la idea era muy tentadora y aquí estoy,  diciendo ¡ven a la cocina!.

Siempre me gustó cocinar y aunque la trayectoria en mi caso es sencilla y me ocupo sobre todo de una cocina familiar no puedo negar que el hecho de preparar una comida para amigos o para una celebración supone para mí un aliciente que me lleva a mejorar recetas, buscar otras nuevas y esforzarme en su preparación y presentación.

Soy una gran consumidora de libros en general y de cocina en particular y no suelo conformarme con tenerlos sino que son una herramienta de trabajo imprescindible y a varios de ellos debo el éxito de alguno de mis platos.

Pero como todo evoluciona he descubierto una nueva forma de encontrar recetas (sin olvidar el formato papel clásico de mis libros) que son los blogs de cocina tan extendidos por la red. Gracias a la variedad de sus presentaciones, a la facilidad y comodidad que ofrece el hecho de poder ver una receta con sus respectivas fotos o incluso vídeos, tengo que decir que la tentación para ponerme a cocinar es cada día más apetecible; algunos de ellos se han convertido en especialistas gastronómicos que van más allá de la simple receta.

Mi intención es plasmar aquí las recetas que hago en mi casa, desde las más tradicionales a las nuevas que elaboro para sorprender a los comensales, no sin antes haberlas ensayado, y poder así mostrar que en una cocina normal de casa, con ingredientes habituales del mercado diario, se puede hacer un recetario variado y que invite a meterse en la cocina y disfrutar cocinando, lejos de la obligación de cada día dirigida a cumplir con la necesidad de alimentarse.

Contaré en este blog con la colaboración de mi hija Beatriz que ha descubierto recientemente el placer de cocinar y que ofrece una clara intención de demostrar que la gente joven, que trabaja y pasa fuera mucho tiempo, también sabe recurrir a la buena cocina para poder alimentarse correctamente y casi siempre sin grandes complicaciones. La comida que se prepara en casa también resulta útil para llevar al trabajo y garantizar calidad y variedad. Ser joven no tiene que ser  sinónimo de comer rápido y mal y de no acercarse a la cocina por lo que intentaremos que todas las recetas sean accesibles y asequibles para fomentar el gusto por la cocina.

Todas las fotografías que se publican en el blog corresponden a las recetas reales, de hecho sólo publicamos las recetas si el resultado es bueno, tanto del plato como de las fotos. Los platos para el blog suelen ser la comida de ese día en casa.

Os animo a acercaros a la cocina, buscar, probar e investigar y el resultado será, sin duda, estimulante.

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?