Tarta de melocotón

Receta publicada por el

Uno de los regalos que me han dejado este año las fiestas de Navidad, ha sido un frasco de conserva de melocotón en almíbar; en realidad, dicho regalo no iba dirigido a mí, sino a mi hijo Alfonso que ya se ha ido de vuelta a Jena (Alemania). En definitiva, que como el frasco pesaba mucho y ya sabemos lo que pasa con el peso de las maletas… pues se ha quedado aquí para mi uso y disfrute.

Así que yo, muy dispuesta y pensando que el bote me da para diversas preparaciones de recetas con melocotón, he decidido que una de ellas sea esta tarta que presento hoy.

Lleva de base una masa quebrada, casera, hecha a mano, para demostrar que con las masas SI podemos. Preparar una masa a veces cuesta, se hace pereza y nos asusta hacerlo a mano, cuando en realidad las hay en el mercado de gran calidad, ya listas para hornear; pero creo que es casi obligatorio saber trabajar las masas, al menos las fáciles, como es el caso de esta masa quebrada.

Dado que no es época de melocotones, que ya los últimos de Calanda quedaron atrás, esta posibilidad de hacer la tarta con melocotones en conserva es una buena alternativa.

El resultado es una tarta ligera, con la delicadeza que aporta la nata al relleno y que junto con la almendra que le da consistencia y el gusto de la fruta, consiguen una textura suave para un postre muy agradable.

Ahí va la receta.

INGREDIENTES

Para la masa quebrada:

  • 70 grs. de agua
  • 50 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 180 grs. de harina
  • sal
  • 1 huevo entero (opcional); (se explica en el apartado “más cosas”)
  • 10 grs. de azúcar glas

Para el relleno:

  • 4 melocotones
  • 4 cucharadas de almendras molidas
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • 200 ml. de nata líquida

PREPARACIÓN

Precalentar el horno.

Para la masa quebrada se mezcla la mantequilla a temperatura ambiente (en pomada) con el azúcar, hasta que quede una consistencia muy cremosa. Se pueden utilizar las varillas en este paso para ayudar a batir. Se añade el huevo (si se ha decidido ponerlo) y se mezcla otra vez; por último se echa la harina, el agua y la pizca de sal trabajando la masa con las  manos hasta que esté mezclada completamente. Se hace una bola con la masa, se envuelve en plástico y se guarda en la nevera, por lo menos una hora. Otra forma  de prepararla es echar la harina en un bol ancho, hacer un agujero en el centro (volcán) y echar dentro la mantequilla, el azúcar, el huevo – si se pone- , el agua y la sal y trabajar la masa con las manos hasta formar la bola. De igual forma se introduce en la nevera.

Una vez fría la masa, la estiramos con un rodillo sobre una superficie plana y con un poco de harina. Estirada ya, la colocamos de base en un molde untado con mantequilla (el mío es de 26 cm.). Se mete al horno precalentado a 180 º durante 15 minutos.

Mientras,  hacemos el relleno batiendo las yemas con el azúcar; se añaden las almendras y la nata y se bate bien. En este paso también pueden ayudar las varillas.

Se trocean los melocotones en láminas y se colocan sobre la base horneada, que ya se habrá templado. Se cubren los melocotones con la crema y se mete de nuevo al horno durante 25 minutos, a 180º.

Una vez fría se puede desmoldar. Para dar brillo a la superficie, se unta con mermelada de melocotón (pasada por el microondas y colada) o bien-como es mi caso- se pincela con el propio almíbar del bote de melocotones.

Más cosas

Perfecto si el molde es desmontable. En este caso recomiendo poner un papel de horno sobre la base del molde, que ayudará a sacar la tarta.

¿Por qué el huevo para la masa quebrada es opcional? Revisando varias recetas, la masa más tradicional que recibe el nombre de quebrada no lleva huevo. Si la masa lleva huevo o yemas, se denomina “masa sablée”, que es una variante más fina de la masa quebrada. Para esta tarta no es necesario añadir huevo a la masa aunque no obstante, se puede elegir entre una u otra siendo el resultado, en ambos casos, muy rico.

Ambas masas (quebrada y sablée), se rompen, se quiebran en la boca o incluso al partirlas; de ahí su ilustrativo nombre.

Fuentes

Las cantidades para la masa quebrada las he encontrado en el libro “Mis mejores recetas con Thermomix 31”, cuya autora en Cristina Galiano. Solamente he utilizado la información para las cantidades; la masa está hecha a mano. La receta de la crema está basada en otra parecida de Eva Arguiñano, aunque con algunas diferencias.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?