Bizcocho de chocolate relleno con frutas rojas

Receta publicada por el

Postre para amantes del chocolate; mezcla sabrosa de chocolate, nata y frutas, en este caso frambuesas y fresas, que están en pleno apogeo.

En principio mi idea no era formar un rollo pero esta vez extendí más la masa del bizcocho, hice un rectángulo más largo, y me dio un par de vueltas. Con envolver el bizcocho una vez es suficiente, con el fin de que se vea bien la crema de nata y frutas; de todas formas me gustó el resultado final de bizcocho enrollado. Espolvorear cacao sobre la superficie le da ese aspecto mate que llama a la puerta de los muy chocolateros.

La receta se la debo al libro de los hermanos Tanner, titulado “Para los amantes del chocolate”, del que he sacado muchas ideas y aprendido mucho acerca del manejo de tan preciado manjar.

INGREDIENTES

  • 250 g. entre frambuesas y fresas
  • 6 huevos, separando claras y yemas
  • 250 g. de azúcar glas
  • 25 g. de Maicena
  • 100 g. de cacao en polvo
  • 300 ml. de nata montada
  • Una cucharada sopera de azúcar para montar la nata
  • Mantequilla para engrasar el molde

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 180º.

Tener a mano el azúcar ya pulverizado (glas) o pulverizarlo en un robot.

Separar una parte de la fruta, unos 100 g. y hacer una salsa con ella; basta con ponerlas en un cazo, con un poquito de agua y azúcar y cocer hasta que se haga una casi salsa que trituraremos o pasaremos por un colador para que quede más fina (coulis).

Batir las yemas con el azúcar, muy batidas hasta que queden muy espumosas. Aparte, batir las claras a punto de nieve hasta que estén bien sólidas. Mezclar las yemas con las claras y manejarlas con una espátula y con movimientos envolventes para que bajen poco , porque ya sabemos que siempre bajan al manipularlas. Añadir entonces la maicena y el cacao y remover de la misma forma.

Poner un papel de horno en la base rectangular de una fuente de horno o bandeja; echar la masa y extenderla. Cocer alrededor de 8-10 minutos. Es una plancha de bizcocho, por lo que hay que tener en cuenta que no sube, se queda plano, para facilitar  la maniobra de enrollamiento. Es un bizcocho genovés  como el que ponemos en las bases de tartas, pero de chocolate.

Una vez fuera del horno, lo dejamos templar y mientras preparamos la nata montándola bien con una cucharada de azúcar.

Templado el bizcocho, extendemos sobre él la nata y colocamos sobre ésta las frutas.

Ahora hay que formar el rollo. Igual que si de un brazo de gitano se tratara, nos ayudamos del papel de horno para ir girándolo y formar el rollo.

Cubrirlo con un paño y meter al frigorífico para que consolide la forma con el frío.

Cuando lo vayamos a servir, sacarlo de la nevera y retirar el paño y el papel que sujetaban la forma del rollo. Partir las porciones y servir acompañado de la salsa de frutas que reservamos al comenzar.

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?