Bizcocho con ciruelas

Receta publicada por el

Las ciruelas son frutas que pertenecen al grupo de frutas con hueso, carnosas y sabrosas si están en su punto de maduración y de las que hay múltiples variedades. Siempre al final de verano, se encuentran las ciruelas rojas o negras que duran hasta casi entrado el otoño y que según cuentan los entendidos son las más populares junto con las claudias; hay también una variedad de ciruela de piel negra muy conocida y usada mucho en repostería llamada damascena. Entre las de piel roja, la llamada victoria es la más vendida en las fruterías entre los meses de agosto y septiembre. Precisamente este tipo de ciruela tan carnosa es ideal para mezclarla con una masa que posteriormente se cocerá al horno aportando humedad y sabor.

Bizcocho con ciruelas

En esta receta, la fruta colocada en gajos sobre la superficie y horneada después, adorna y enriquece el bizcocho, aportando jugosidad y cierta acidez según sea el punto de maduración de la fruta; si las frutas se maceran en algún líquido (un licor, por ejemplo) con azúcar, se añaden junto a esos jugos a una masa semilíquida y se hornean se consigue textura de pudin, menos consistente que el bizcocho y tema más que justificado para otra entrada en este blog.

Este mismo bizcocho queda muy rico utilizando trozos de melocotones o nectarinas.

Esta es mi receta con ciruelas. Espero que os guste.

No olvidéis leer la receta entera para tener a mano todo lo necesario y evitar sustos de último momento.

Bizcocho con ciruelas

INGREDIENTES

  • 4 ciruelas negras o rojas
  • 150 gr de harina
  • 100 gr de almendra molida
  • 2 huevos enteros
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 115 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de polvos de hornear
  • Mermelada de ciruelas rojas (opcional, mirar Apartado más cosas)

PREPARACIÓN

Lavar las ciruelas, secarlas y partir en mitades para sacar el hueso; cortar después en cuartos y reservar.

Untar con mantequilla o aceite un molde para bizcocho, en este caso de 20 cm. y forrarlo con papel de horno para facilitar desmoldarlo. Reservar.

Precalentar el horno, arriba y abajo, a 180º.

En un bol, batir la mantequilla con varillas hasta que quede cremosa; añadir los huevos y el azúcar y batir nuevamente hasta tener una crema homogénea.

Añadir la harina tamizada con la levadura y por último la almendra molida removiendo con una espátula hasta que estén todos los elementos bien integrados.

Bizcocho con ciruelas

Volcar la masa sobre el molde preparado previamente; es una masa espesa que habrá que recolocar con la ayuda de la espátula. Dar unos golpes con el molde sobre la mesa ayudará a que se extienda la masa.

Colocar los gajos de ciruelas sobre la superficie de la masa, de la forma que más guste.

Introducir en el horno precalentado y cocer durante 45 minutos aproximadamente.

Pasado el tiempo, sacar sobre una rejilla y cuando pasen unos 15 minutos, desmoldar. Puede adornarse pincelando un poco de mermelada sobre cada gajo que se ve en la superficie del bizcocho, dejarla tal cual sale del horno o espolvorearla con azúcar glas.

Bizcocho con ciruelas

Más cosas

En mi caso, compré mas ciruelas de las necesarias para la receta y utilicé las sobrantes preparando una mermelada con ellas. Para adornar el bizcocho y aportar brillo, mezclé una cucharada de mermelada con unas gotas de agua, y con un pincel pinté la fruta de la superficie.

Si las ciruelas son grandes y los cuartos lo son también, cortar en octavos para que no se vean trozos demasiado grandes.

El molde de 20 cm me parece correcto para este bizcocho ya que no es muy grande y si se extiende la masa en uno mayor queda muy bajito.

Bizcocho con ciruelas

He hecho varias versiones manteniendo el total de 250 gr de harina (blanca y de almendra), pero disminuyendo la de almendra en 100 gr y en 135 gr. En todos los casos el bizcocho queda más o menos parecido en textura y no resulta compacto en ningún caso. Quizás a mayor cantidad de almendra más se desmiga. No obstante, en casos de alergias o intolerancias a la almendra este bizcocho queda también muy bien con la harina de trigo exclusivamente.

Para hacer la mermelada si te sobran ciruelas: cocer la fruta con dos cucharadas o tres de azúcar; dejar cocer unos quince minutos y utilizar para pincelar. Calcular en función de las piezas de fruta y lo maduras que estén, la mitad de su peso en azúcar y ¡ojo! esto no es mermelada para guardar, simplemente una cantidad reducida para pincelar el bizcocho o añadir a un yogur de postre.

Bizcocho con ciruelas

Quizá también te guste

Comentarios

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?