Risotto de setas y espárragos trigueros.

Receta publicada por el

En las últimas recetas me estaba poniendo demasiado dulce así que he decidido que hoy cambiaba de registro gastronómico y me ha parecido muy oportuno cocinar un risotto aromatizado con unas setas y unos espárragos verdes.

Las setas las he comprado en mi frutería habitual, son de la variedad Siitake o sitake o sitaki y se encuentran con facilidad. He elegido esta clase de setas porque aportan un suave sabor al arroz y porque estaban estupendas en la caja del mostrador de la frutería. No obstante, creo que otro tipo puede ser igualmente válido y que dependerá también del gusto de los comensales.

La receta es para 4 personas y se tarda unos 45 minutos en prepararlo todo, más o menos. Eso sí, se debe preparar y comer así que hay que calcular bien los tiempos y saber a qué hora queremos tenerlo a punto en función de la hora a la que queramos comer.

Un exquisito primer plato. Ahí va la receta.

INGREDIENTES

  • Un paquete de espárragos verdes
  • 200 gr. de setas
  • 320 gr. de arroz para risotto (tipo Arborio, por ejemplo)
  • 1 cebolla grande o 2 medianas
  • 1 diente de ajo
  • 1 copa de vino blanco
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Aceite de oliva
  • Queso parmesano
  • 20 gr. de mantequilla (si se desea y gusta)
  • Sal y pimienta.

PREPARACIÓN

Debemos tener preparado de antemano un caldo de verduras como lo hagamos habitualmente (puerro, zanahoria, patata, apio...) o bien utilizar  un caldo preparado envasado, eso sí, que sea de calidad para no echar a perder el guiso.

El primer paso es poner a pochar la cebolla muy picadita en aceite de oliva; hacerla durante 10 minutos. Para este paso se puede utilizar una cazuela o sartén honda ya que será donde posteriormente completemos el guiso. Mientras, lavamos los espárragos, cortamos el extremo blanco y duro y lo desechamos y reservamos las yemas enteras que habremos cortado. El resto que queda del tallo lo cortamos en rodajas de 1 cm aproximadamente.

En una sartén aparte, salteamos las yemas con una pizca de sal y unas gotas de aceite y cuando están hechas (unos 5 minutos) añadimos las setas apagando el fuego ya que se hacen con el calor restante de la sartén. Tapamos y reservamos.

Pasados los 10 minutos añadiremos a la cazuela que contiene la cebolla ya blandita las rodajas de los tallos de los trigueros y se sofríen otros 10 minutos.Pasado este tiempo se añade el ajo muy picado y el arroz, se da unas vueltas con la cuchara de madera y se añade entonces la copa de vino blanco alegrando un poco el fuego para que se evapore el alcohol. Pasados unos 3-4 minutos se va echando el caldo poco a poco según el arroz lo vaya absorbiendo. Dejar cocer 20 minutos.

Justo a los 20 minutos, el arroz se retira del fuego. Se rectifica de sal y pimienta y se añade el queso y la mantequilla si se desea. El queso y la mantequilla se fundirán con el calor propio de la cazuela y aportarán sabor y textura cremosa.

Presentar el plato con unas yemas de espárragos y unas setas de las que habíamos reservado.

ALGUNOS DETALLES ACERCA DE LA RECETA.

  • El queso que se suele utilizar en esta receta es parmesano; aparte del sabor que aporta puede utilizarse también al emplatar colocando unas lascas sobre el arroz.
  • Ya he dicho por qué he puesto estas setas pero seguramente otras pueden también ser adecuadas como la trompeta de los muertos que además aporta el vistoso color negro.
  • Es importante para realizar los risottos respetar los tiempos y las cantidades para que queden cremosos y en su justo punto de cocción.

Quizá también te guste

Comentarios

Bienvenido a mi blog. Agradecemos mucho los comentarios sobre nuestras propuestas, aunque he de decirte que serán moderados antes de su publicación. ¡Muchas gracias!

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Blogger?