Navidad 2018: Crema de patata fácil con champiñones (versión festiva)

Receta publicada por el

La crema de patata no deja de ser un puré con un resultado muy fino y delicado a base de someterlo al tamizado que ofrece un buen chino o gracias al batido a gran potencia de un robot. Si además, a esa crema la enriquecemos con un buen caldo, un hermoso puerro y un buen aceite de oliva virgen y si además, la coronamos con unas setas de temporada, convertimos un humilde puré en esta delicia de patatas que ya sería el colmo de la sofisticación si la metemos en un sifón y la convertimos en delicada espuma.

Este va a ser el primer plato que propongo para cualquiera de la próximas fiestas de Navidad; un plato de cuchara, sencillo, fácil de elaborar, que se puede preparar con antelación y que con un buen acompañamiento lo vestimos de fiesta para salirnos de lo de todos los días, para marcar una diferencia en nuestra mesa.

A partir de esta receta publicaremos otras dos que darán forma a una sugerencia de menú para estos días; creo que en muchas familias ya tenemos costumbres arraigadas y menús familiares que repetimos cada año bien sea porque son los que más nos gustan, por la comodidad de hacer lo que sabemos que nos sale bien o porque precisamente en estos días de reuniones familiares apostamos por lo seguro y no nos apetecen los experimentos. Pero como siempre hay una primera vez, un día en el que todos nos enfrentamos a la cocina para preparar nuestra primera comida o cena festiva, aquí dejaré tres platos fáciles para quien quiera ponerse manos a la obra.

El primero es esta crema de patata, el segundo será una carne que acompañaré de una fruta de temporada y el postre en el que también utilizaré la misma fruta que para eso es producto nacional y en invierno está en pleno auge.

Solo me queda desear una feliz Navidad a todos los que perdéis un rato leyendo estas páginas; os deseo unas buenas y tranquilas fiestas, un venturoso año nuevo y sobre todo agradecer el impulso que me dais para seguir intentando mejorar en el arte de la cocina. Mi fotógrafo y yo seguiremos en esta tarea.

¡Feliz Navidad!

INGREDIENTES

Para 4 personas

  • 4 patatas medianas
  • 1 puerro
  • 2 cucharadas de Aceite de Oliva
  • 750 ml. de caldo de pollo
  • Una cucharada de nata líquida o dos quesitos
  • Sal y pimienta
  • Queso parmesano rallado (opcional)
  • Perejil
  • Una bandeja de champiñones frescos (200 gr aproximadamente)
  • Una cucharada de Aceite de oliva
  • 1 diente de ajo

PREPARACIÓN

Lavar y pelar las patatas. Trocearlas y reservarlas en un plato.

Lavar y trocear* el puerro.

Poner las dos cucharadas de aceite en una cazuela y cuando esté caliente añadir el puerro; dejar que se haga durante 5-7 minutos, a fuego medio-bajo, para que se ablande.

Una vez pasado el tiempo, añadir las patatas y dar a todo unas vueltas para que se mezclen los ingredientes. Dejar un par de minutos a fuego medio y entonces añadir el caldo.

Se puede añadir primero medio litro de caldo** y si se consume mucho, añadir el resto. En el apartado Más cosas explico por qué.

Dejar cocer unos 20-30 minutos a fuego bajo para que en ningún momento se queden sin caldo. Deberán perder caldo pero nunca quedarse secas.

Mientras, haremos unos champiñones al ajillo.

En una sartén se pone el aceite y se echa el ajo muy picado cuando el aceite está frío,es decir, recién puesto en la sartén para evitar que el ajo se queme.

Una vez dorado se añaden los champiñones lavados y cortados a la mitad o laminados.

Se dejan hacer unos 5-7 minutos a fuego medio, moviéndolos de vez en cuando con una cuchara para evitar que se quemen.

Se salan y se espolvorea perejil picado.

Pasados 20 minutos se puede comprobar el estado de las patatas pinchando con una brocheta; si están blanditas se puede retirar la cazuela del fuego. Si no, se dejan unos minutos más hasta que lo estén.

Añadir la nata o los dos quesitos , remover con unas varillas o una cuchara y con el calor restante deberán derretirse rápidamente.

Salpimentar a gusto y triturar con batidora o robot tipo THX.

Para emplatar se utilizará un plato hondo o un bol o taza de consomé; echaremos la crema bien caliente y con esmero colocaremos unos champiñones.

Más cosas

*Para trocear el puerro lo ideal es cortar el cilindro blanco en cuatro partes, resultando 4 bastones de puerro, y esos cuatro en trocitos pequeños. Otra forma es ir cortando todo el cilindro en ruedas.

Es una crema de patatas aromatizada con puerro; al llevar solamente uno, no debe dominar aunque sí notaremos el peculiar y sabroso sabor de esta verdura.

Una vez emplatada la crema se puede poner también queso rallado parmesano por encima antes de colocar los champiñones.

**Cuanto más caldo haya quedado de la cocción, más líquida nos quedará la crema. Con las cantidades referidas queda un espesor medio que una vez pasado por la trituradora adquiere un aspecto más fino. Esto dependerá mucho del tipo de patatas o de si son nuevas o viejas por lo que durante la preparación podremos ver si se consume mucho caldo para añadir un poco más. Por eso, de entrada se puede poner medio litro de caldo y si se ve que se consume ir añadiendo otros 100 ml y así sucesivamente según se necesite.

Quizá también te guste

Comentarios

Bienvenido a mi blog. Tus comentarios son bienvenidos, aunque he de decirte que serán moderados antes de su publicación. Gracias

Últimas recetas publicadas

¿Nos sigues en Facebook?

¿Nos sigues en Google+?

¿Nos sigues en Blogger?